El futuro llegó hace rato

Como reza una canción de uno de los grupos más importantes del Rock argentino; “el futuro llegó hace rato”.  Y también es una verdad para el mundo de las oficinas.

En el post-covid creemos que el mercado va a adoptar por mayoría el modelo Hub & Spoke. Y este, no es en absoluto una novedad. Tiene sus raíces en la década de los 50, utilizado por primera vez en el sector de la aeronáutica y luego con usos en distintos sectores, donde el sector de las oficinas no ha sido una excepción. 

El modelo Hub & Spoke se refiere a un paradigma de distribución donde existe un hub central y unos radios, cuales rayos de una rueda de bicicleta, con los cuales este se comunica a distintos satélites distribuidos estratégicamente.

En el caso particular del mercado de las oficinas, el hub hace referencia al Headquarte r de la compañía y los satélites a pequeñas sedes ubicadas en distintas partes de una ciudad o zona. Este modelo de distribución es muy eficiente en términos de movilidad, reduciendo distancias y costos asociados.

Prevemos que en gran medida este modelo será más utilizado en el corto y mediano plazo, con una combinación de tele-trabajo y tercerizado en operadores de oficinas flexibles, ofreciendo esta dinámica eficiente a las grandes corporaciones.

Reducción de costos, mejora en la calidad de vida y menor impacto al medio ambiente

Este modelo, traerá una reducción de costos mediante una disminución de los metros cuadrados de oficinas corporativas acompañado de un impacto muy importante en la calidad de vida de las personas y por último suavizando el impacto al medio ambiente.

Respecto al primer punto; la reducción de metros cuadrados en el modelo de oficina tradicional y en un aumento de presencia en oficinas flexibles traerá una baja natural de costos. Se estima que los costos asociados a las oficinas flexibles son en promedio un 25% más bajos respecto a una oficina tradicional. Explicados en grandes titulares por: ahorros en adecuación y mantenimiento de la infraestructura, ahorros en tiempo y recursos en la gestión de instalaciones, redes e internet. 

En relación al segundo punto; las personas evitarán pérdidas de tiempo relacionadas al transporte ya que los equipos no deben trasladarse todos los días al Headquarter, sino que pueden hacerlo en momentos especiales y predefinidos. Pueden moverse a los satélites de acuerdo a cercanía con clientes, reuniones de equipo y cercanía a sus hogares. Y por último también puede trabajar algunos días desde sus casas.  

En tercer lugar; menores distancias, flexibilidad para moverse entre distintas sedes por y tele-trabajo algunos días de la semana, impactará en menor tráfico, menor aglomeración en el transporte público y un deslizamiento de las horas peak, todo esto generando un alivio del impacto al medio ambiente y la contaminación.

La aceleración hacia este modelo tiene entre sus causas, a la crisis surgida por la pandemia del Covid que ha demostrado cómo la descentralización de los equipos y las oficinas puede funcionar muy bien. Según un informe elaborado por nuestra compañía, se espera que al menos la mitad de las empresas descentralicen sus oficinas y 6 de cada 10 reduzcan su infraestructura.

En conclusión:

El futuro llegó hace rato para las oficinas y es el modelo de Hub & Spoke, que creemos vendrá con muchas virtudes:

  • Impacto económico; Permitir ahorros de costos por las empresas.
  • Mejora en la calidad de vida de las personas; ahorrando tiempo en desplazamientos, mayor flexibilidad y libertad, evitando aglomeraciones en transporte público.
  • Impacto en el medio ambiente; reduciendo el tráfico y la contaminación
Post by team-cowork