Empresas en el post-covid reducirían su infraestructura hasta un 60%

El golpe económico de la pandemia en el sector empresarial ha sido de enormes dimensiones, tanto así que 6 de cada 10 empresas tendrán que reducirse en infraestructura y bajar sus costos de operación mensuales entre un 9 y 12%, especialmente los relacionados con el mantenimiento y adecuación de oficinas.

Así lo confirma un reciente informe de Co-Work Latam, empresa de coworking con 33 sedes entre Colombia, Chile, Uruguay y Estados Unidos y una inversión en el país de $USD 4 millones–, que estudió, entre otros informes, los resultados de una encuesta hecha a más de 11.000 empresarios realizada por The Instant Group–plataforma internacional de espacios de trabajo flexibles– y que consultó a más de 770 empresarios y emprendedores usuarios actuales de la marca.

De acuerdo al informe, especialmente las organizaciones grandes en la post- pandemia buscarán descentralizar sus fuerzas de trabajo en sucursales más pequeñas y en equipos remotos en oficinas flexibles y privadas, disminuyendo los recursos que destinaban antes para pagar arriendos de alto costo en oficinas tradicionales.

De hecho, la más reciente Encuesta de Diagnóstico Inmobiliario realizada en junio por Fedelonjas, reveló que el 38,4% de los contratos de arrendamientos de oficinas tradicionales en el último mes no presentaron pago. De acuerdo al reporte, solo en el 48,4% de los casos se ha llegado a un acuerdo entre propietarios y arrendatarios para entregar los inmuebles. Incluso, la federación proyecta que la demanda de arrendamiento de oficinas tradicionales se reduciría hasta en un 35% en lo que resta de 2020 y 2021.

Esta coyuntura, de acuerdo al informe, haría que la mayoría de las empresas colombianas, sin importar su tamaño, bajarán significativamente los costos de su operación mensual.

Según Matías Marmissolle, socio y director en Colombia de Co-Work Latam, “una de las principales reducciones se dará en el pago de arrendamientos, generando un ahorro importante para las empresas que, en el post-covid, buscarán espacios de trabajo más flexibles, económicos y seguros”.

“En general, el ahorro total de una oficina flexible frente a una tradicional, ronda el 25% mensual, teniendo en cuenta también costos ocultos que son difíciles de cuantificar”, señaló Marmissolle.

Para tener en cuenta, sólo los costos de mantenimiento, limpieza y adecuación de las oficinas cubren actualmente entre el 9 y el 12% del total del presupuesto mensual de las empresas.

Marmissolle, igualmente resalta que este modelo de oficinas genera mayor flexibilidad, plazo de contratos más cortos para los empresarios y emprendedores, y uso de espacios de trabajo, según las nuevas dinámicas de cada negocio o compañía.

Industria de oficinas flexibles crecería cerca de un 20% en 2021

Según Marmissolle, dada la coyuntura generada por la pandemia, este modelo crecerá a nivel internacional más de un 20% el próximo año, comparado con la tendencia de crecimiento que tenía antes de la Covid–19.

En el período 2010-2019, la industria de las oficinas flexibles mostró un crecimiento anual promedio de 23% alcanzando cerca del 3% de penetración sobre el stock total de oficinas y con una proyección de cobertura en el mercado a 2030 del 30%.

“Sin embargo, ante el confinamiento y restricciones generadas por la pandemia, estimamos que el modelo de oficinas flexibles a finales de 2021 podría alcanzar un 20% de penetración en el mercado”, afirmó Marmissolle.

El informe de Co-Work Latam finalmente advierte que, a raíz del comportamiento acelerado del trabajo remoto en la post-pandemia, que se calcula aumentará un 47% el próximo año, según una encuesta de Morning Consultant que entrevistó a 1.066 personas, más de la mitad de los encargados de las áreas de Recursos Humanos en las empresas, luego de salir de la cuarentena, estarán de acuerdo con hacer cambios rápidos hacia espacios de trabajo más flexibles y cercanos a las viviendas de los empleados.

Post by team-cowork